lunes, 26 de enero de 2009

Clotilde

Estaba comenzando el verano cuando Clara, mi amiga, me llamo nerviosa porque se había encontrado una gatita al lado de un contenedor de basura, bufando a un perro y con un poquito de sangre en un ojito. La cogió, la llevo al veterinario y en ese momento la tenia en un transportin en su habitación. Su madre no le permitía tener un gato más y no sabia que hacer. Le dije que iba a buscar una solución, que llamaría a las protectoras de Madrid para ver si la podían recoger. Pero no, estaban saturadas y ninguna me podía acoger a la gata. Después de una semana de llamadas me dí por vencida y le dije a Clara que yo me hacia cargo de ella. Yo tenia un piso al que iba los fines de semana y podía atenderla, entre semana se encargaría mi hermana.
Decidí su nombre antes de conocerla: Clotilde (que significa guerrera, y lo es, lo sé por experiencia).
Recuerdo que fue un 30 de Junio cuando Clara vino a casa a traerme a la gatita. Quedamos enfrente del Eroski, que era lo primero que quedaba al salir de la autopista y después de dar dos besos a mi amiga, me la presento. Fue muy emocionante, la gatita me miraba a través de las rendijas de la puerta del transportin y me maulló. Era naranjita, muy clarita, con zonas blancas. Me conquisto. Desde aquel día me traslade a vivir a la que ahora es mi casa, nuestro hogar.
Esto fue un sábado, así que el lunes me dirigí a la que ahora es mi veterinario para que le echara un vistazo. Fue con mi hermana, Aurora. La veterinario me dijo que tenia ácaros en los oídos, que tenia parásitos internos y externos... y lo peor, hongos. Vamos, que iba completita. Yo no hacia más que oír medicamentos para la gata. La veía tan chiquitita y tan indefensa que pensé que la gata se me moría. Es más, cuando le dije a la veterinario que quería comprarla una casita y me dijo “No... (aquí fue donde en una décima de segundo yo pensé: me esta diciendo que no porque la gata no va a superar todo esto y se me muere)... espera a que termine la medicación de los hongos y luego la compras, porque sino lo va a contagiar y la vas a tener que tirar (aquí ya respire tranquila)”.
Lo mejor de la visita veterinaria fue que tenia que bañarla en 15 días, 3 veces. Nunca ví a una gata tan pequeña maullar tan alto y arañar tanto!. Doy por seguro que a esta gata no le gusta un pelo el agua.
Cuando fuimos a la revisión, la gata estaba curada de todo y le dieron el alta.
Clotilde jugaba mucho como buena cachorra, sobre todo por las noches, por eso, cuando me sonaba el despertador bien tempranito, ella se quedaba durmiendo en la camita, en mi sitio, el que yo había dejado calentito y me miraba con los ojos entrecerrados para despedirse. Yo le decía “Cloti, descansa, que yo me voy a ganar el pan”, y lo entendía. Se quedaba dormidita.
Su infancia fue muy feliz, jugando y arañando el sofá en todos sus puntos. Yo tuve que estar todo el verano con vaquero largo y camisetas de manga larga porque pensó que mis piernas y mis brazos eran su afiladero personal.
Fue la primera de mis 4 gatitos.

8 comentarios:

LA TIGRITA dijo...

Que mirada tan dulce la de esta pequeñita guerrera!!!!
Un besito azuquita, esta historia es muy linda de verdad...

Duncan de Gross dijo...

Una historia preciosa, enternecedora, se ve que conoces bien a los gatos ;-) Besotes!!

La Gata Coqueta dijo...

Tu eres como yo gatos por todas partes y que lindos los tienes.

Así fue como conociste a tu Cloti, esta que no habrá quien la conozca ya de bonita y grandullona.

Yo en la finca siempre estoy rodeada de ellos estan esperando que abra la puerta para ir delante de mi para que les de de comer porque no son mios vienes de toda la redonda para conmigo cuando estoy de vacaciones.

Son un cielo y tan mimosotes.

Un abrazo y hasta otro día, casi tenia que despedirme con un Miauuuuuuuuuu

Azuquita dijo...

Tigrita, ha sido una guerrera total de peque y ahora sigue teniendo ese toque de rebelde e independiente que me encanta. Para ella yo soy su mama, y mira que trate de evitar que me viera como ella (ya lo contaré más adelante) pero lo cree.

Duncan, la verdad es que fue un encuentro que cambio mi vida felina, desde entonces no he dejado de estar con gatos.

Gata, yo también la llamo Cloti. Clotilde solo cuando me hace alguna trastada, y así la conocí. También doy de comer a los de la calle, recojo los que estan enfermos... en fin, que lo merecen todo. Pero no solo con gatos, también con todo bicho viviente que lo necesite, hace poco a un saltamontes que decidio pasar unos dias aqui en la puerta de la oficina. Creo que le salve.

Besos felinos a todos.

goyo dijo...

Permiso, pero el tema de tu gato me ha interesado y bastante.
Es qu vivo en un edificio y estoy en planta baja, y las ventanas ahora en verano viven abiertas, ademas hay un hermoso parque cada gusto ver y con las ventanas abiertas.
He aqui que desde hace una semana, tengo un visitante/a.
Negro con patas blancas y pecho blanco, chiquito, pero cuando me descuido esta durmiendo en los sillones, o en mi cama o en la habitacion de dos camitas.
Parece que ya tiene dondedescansar.No nos llevamos muy bien , poruuuuque lo saco de raje, lo que no se hasta cuando.
SE QUERRA QUEDAR EN CASA....
Un abrazo y te espero en ALMACATAMARCANA..con el gato, que hago?

~PakKaramu~ dijo...

Visiting your blog

Azuquita dijo...

Goyo, permiso concedido. Bienvenido.
Me encanta tu visita y tu historia. Y que puedo decirte yo???? Que le hagas muy comoda la estancia en tu casa al gatito. Evidentemente ha encontrado un lugar tranquilo donde pasar algunas horas, y si tú le dejas, se quedará para siempre. Depende de lo que tú quieras hacer. ¿Quieres tener un gato o no? Si quieres tenerlo, solo tienes que darle de comer y se quedará, pero sino quieres tenerle, lo mejor será dejarselo claro y no dejarle entrar en tu casa, seguro que se buscará otro hogar.
Yo me le quedaría, seguro. Y te puedo asegurar que tener un gato en tu vida es lo mejor que puede ocurrirte.
Un fuerte abrazo felino para ti y tu visitante.
Por cierto, ¿qué es eso de sacar de raje?, dime que es algo bonito.

SHEREZADE dijo...

Preciosa tu entrada Azuquita y te agradezco el comentario en mi mundo.Mis puertas están abiertas siempre.Besos.Sherezade