miércoles, 4 de febrero de 2009

Las puertas

Tenemos la idea de que los felinos actúan de igual modo ante una misma situación, por ejemplo, son sigilosos. No se les oye llegar ni marcharse.
¡Pues no!. Yo, que tengo 4 gatos, y les observo, y afortunadamente estoy en contacto con muchos más, me siento con fuerzas para opinar sobre ese hecho: no todos actuan igual.
Por ejemplo, la forma de entrar en las habitaciones.
Alba abre sigilosamente la puerta y solo utiliza el hueco de su propio cuerpo. Cierto, no la oigo llegar.
Serafín, resaltando su problema neurovascular, ocupa un poquito más de espacio porque según entra se desparrama, pero no le interesa entrar donde se le ha cerrado una puerta.
A Isis tampoco le interesa, prefiere dormir tranquilamente todo el día sobre nuestro nuevo sofá.
Pero aquí viene la cuestión, Clotilde. Ella no actúa al modo habitual, una puerta cerrada para ella es una provocación, pero claro, tampoco quiere sorpresas de última hora. Se pone delante de la puerta, y apoyando con fuerza su patita izquierda, la empuja abriéndola de par en par (aqui es cuando veo la puerta abrirse despacito con el consiguiente susto) y observa, mira, vigila… y cuando cree que allí hay algo que puede interesarla entra en la habitación.
La primera vez que la vi me dejo sorprendida, a día de hoy, me sigue pasando lo mismo, no deja de sorprenderme.

6 comentarios:

La Gata Coqueta dijo...

Yo soy medio gata, pero tu me ganas estudiandolos y que nombres tan bonitos les has puesto.

Todas aquellas personas que les gusten los animales no suelen ser muy agresivas, así que eso nos favorece.

Como la mía es una sola, su comportamiento es que si ve una puerta cerrada va con la patina a empujar a ver si se puede colar y espera y como yo entre y no me acuerde de cerrar se mete como una bala y se encarama en lo más alto donde no puede alcanzarla y luego da un miagado.., de lo he conseguido, pero con todo lo bueno y lo malo que tengan son una verdadera delicia tenerlos de compañía son divinos.

Bueno te dejo unos cuantos miagados y ronroneos, con el rabito en alza alrededor de los tobillos.

Un beso y hasta pronto.

Duncan de Gross dijo...

Jajaja, que graciosos son, sobre todo Clotilde!!

La implosion en Venezuela dijo...

chinPor ellos huyen los ratones...y los ratones retan sus habilidades.
Saludos
Unaco

Azuquita dijo...

Gata, aunque les veas encima de tu ropa recien planchadita y colocadita en el armario, vas y les das un beso. Es que no puedes hacer otra cosa. Te tienen la partida ganada.
Seguro que tu gata es un cielo... y encima coqueta.

Duncan, es verdad, Clotilde tiene un no sé que...

Veo que también llegamos a Venezuela. En mi casa no hay más bicho viviente que mis gatos. Ni moscas, ni mosquitos, ni arañitas... na de ná. Mis peques no lo permiten. Bienvenido, implosión.

LA TIGRITA dijo...

Los gatos son muy especiales, ellos tienen su particular manera de hacerse notar jajaja, nuestra Nina no se siente en la casa, es tan calladita, pero aun asi cuando quiere cariño no duda en brincar a la cama para reclamar lo suyo jajaja!!!
Por cierto, pronto tendremos bebés en casa!!!

Azuquita dijo...

Tigrita, espero que los bebes lleguen sanos y hermosos.
Cuentame como va evolucionando todo.
Muchos besos felinos a ti y a Nina.