domingo, 2 de noviembre de 2008

LOS BIGOTES

Hace unos días me pase por una entidad bancaria a gestionar unos asuntos de la oficina. Enfrente de mi se encontraba una señora de avanzada edad, muy coqueta ella, se había maquillado, arreglado el pelo, pintado las uñas, en fin, estaba como un pincel. Pero lo que a mi más me llamo la atención, fue la zona situada debajo de la nariz, sí, sí, el ausente bigote. En su lugar había unas hendiduras marcadas, fruto de la depilación continua y constante de los citados pelillos que no quería que se dejaran ver.

Me hizo daño a la vista, pero la entendí, todas las mujeres luchamos por quitarnos el vello de encima, de las piernas, las axilas, las cejas… y del bigote, el tan temido bigote.

Y entonces vino a mi mente una imagen devastadora y arrebatadora: los bigotes de los felinos. Ningún felino querría depilárselos, tienen su utilidad, en ocasiones pueden salvarles la vida, evitarán meterse por lugares donde no coge el resto de su cuerpo, medirán las distancias cuando la oscuridad les impida ver con claridad y protegen sus ojos (porque ahí también tienen bigotes felinos). No son decorativos, ¡son pelos sensores!.

El cuerpo humano ha dejado ser perfecto, porque necesita que eliminemos partes de él.

Y, una vez más, percibo el encanto de estos animales, y de las felinas que no tienen que preocuparse de su aspecto porque no les sobra nada, ni un solo pelo.

Señores, son la envidia nuestra y la cruz de los centros de estética, si fuéramos como ellas se arruinarían.

No obstante, y tras esta reflexión, seguiré optando por ocultarlo porque feo es que se note que te lo has quitado, pero más feo es que se te vea.


6 comentarios:

Duncan de Gross dijo...

Cierto lo de los bigotes, muchas personas no conocen este curioso dato que nos das, son pelos sensores muy utiles desde que practicamente nace el gato, gran post!!!

La Gata Coqueta dijo...

Eso no es problema yo no quiero pelos en ningún sito visible...

Solución Láser Y problema resuelto.

Es una cosa vieja para mi.

Ya veo que te gustan mucho los gatos yo también tengo uno y a veces en la finca seis o más según la hora.

T e agradezco tu visita al blog seguiremos en contacto si tu estas de acuerdo mi casa la tengo abierta y el café siempre apunto.

La respuesta y la decisión esta en tus manos.

Un saludo de esta gatuna.

El club de los Parados dijo...

te encontre mientras navegaba. Me gusto la manera en la que describes la situacion vivida...haces que parezca que estabamos alli los que te hemos leido
Te dejo una invitacion a mi blog
Una sonrisa
Nos leemos

Azuquita dijo...

Duncan, estoy leyendo tu blog, cada día Michel me tiene más conquistada, y seguro que sus pelos sensores son preciosos.
Me ha emocionado tu calificación de mi post!, tengo una sonrisa de oreja a oreja desde que lo leí.

Gata, tomaré más cafés en tu blog, puede que alguno mientras hago desaparecer el vello.

Club, acepto tu invitación, ya ves lo que dan de sí unos simples bigotes, digo simples, eso nunca cuando se trata de un felino.

Besos felinos a los tres.

Julia dijo...

Me habían dicho que los bigotes de los gatos son muy sensible, son como su radar y que no le gusta mucho que se los toquemos.
En cuanto a los nuestros, mejor dejamos el tema....
Un saludo Azuquita y gracias por contarnos tantas cosas sobre los gatos.

Julia.

Azuquita dijo...

Julia, ya ves que lo que embellece a un ser vivo a otro no le favorece nada. Es que ser felino tiene sus ventajas.
Espero poder contarte más cositas interesantes sobre estos bellos animales, aunque seguro que se nota que siento debilidad por ellos y todo me parece bonito.
Un beso felino.