martes, 28 de octubre de 2008

FRIO POLAR

Estabamos todos avisados, hoy las temperaturas iban a cambiar, el frío y la lluvia nos rodearian durante los próximos días.
Yo he tomado nota y esta mañana me he puesto cuello alto, un buen abrigo, la bufanda y el paraguas. He salido de casa preparada, he montado en mi coche y me he ido a trabajar. Cuando he salido del parking y me dirigia a la oficina pensaba en lo afortunada que era por tener un sitio calentito donde pasar el día, también he pensado que era aún más afortunada por tener un hogar al que volver cuando acabará la larga jornada laboral.
Mis pensamientos se han ido disipando pensando en todos aquellos seres vivos que hoy no han tenido un hogar donde guarecerse, que han pasado mucho frío (porque lo hacía, y de verdad), que esta noche tendrán que buscarse un refugio porque no tienen donde ir a dormir. Pero no solamente hoy, también ocurrirá mañana y muchos otros días. El otoño frío y el invierno van a ser largos, intensos.
Yo me acuerdo de vosotros, de todos aquellos que vais a tener callos en vuestras lindas patitas y vuestras manos de no poder acercarlas a un fuego acogedor. Cuando salgo a la calle os deseo una existencia más fácil y feliz, me preocupo de vosotros aunque no pueda ayudaros a todos.
Y queria comunicaroslo, a través de la red y a través de los sentimientos, los mios, que puede que os ayuden o no signifiquen nada, pero yo, al menos, lo intento.

7 comentarios:

Aurora dijo...

La verdad es que para los amantes de los animales, y pensando sobretodo en los que están en la calle o en perreras o albergues, el invierno es una época muy dura, siempre pensando en el frío que hace, en si tendrán un sitio dónde refugiarse o una mantita sobre la que echarse, siempre deseando que no nieve, que no hiele, que no llueva demasiado para que no se mojen y por la noche se congelen... Luego están esos animalillos que hemos rescatado de la calle que tienen un sitio calentito dónde estar en nuestras casas, comidita para comer y agua limpia para beber, y ese es el consuelo que nos queda, que no podemos salvar a todos.

CalidaSirena dijo...

Muy bellos tus sentimientos y la verdad es que sí tenemos mucha suerte de tener un sitio calentito donde dormir,no como algunos animalillos, que estan en la calle abandonados..
Besos muy cálidos preciosa

Duncan de Gross dijo...

Hola, he llegado a tu blog de casualidad y me encanta, me gustan los gatos, tengo un siames llamado Michel IV de Gato, como veo que escribes sobre gatos, con tu permiso me pasaré a leerte habitualmente, un saludin.

Azuquita dijo...

Bienvenido, duncan de gross, a este tu blog, y sobre todo, de Michel IV, he entrado en el tuyo y me ha encantado, dejame que le eche un vistazo más tranquilamente, pero ya conozco a tu gato y sus inquietudes electorales. Estoy entusiasmada.
Seguro que Michel IV tiene una historia muy interesante, igual que sus antecesores.
Los mios estan ahora comiendo un paté exquisito que les he puesto, no tienen ni tiempo de enviaros un saludo.
Yo sí, encantada de recibiros.

Azuquita dijo...

Me reconforta que hayas entendido el mensaje, calidasirena, no todos tenemos esa suerte.
Un beso muy felino.

Julia dijo...

Cuando llega esta época del año es cuando más recuerdo a todos los seres que carecen de un lugar caliente donde protegerse, de un plato de comida que les reconforte...
Pienso como he dicho en todos los seres pero sobre todo y disculpa por escribirlo en un Blog dedicado a los gatos, en los seres humanos.
Por desgracia muchas más personas de las que nos imaginamos duermen en lugares protegidos de la calle cubiertos con lo que pueden y no siempre con el estómago lleno.
Me gusta tu Blog Azuquita, porque leyéndote se siente tu amor hacia esos seres, los gatos y estoy segura que si pudieras tendrías miles y miles de ellos a los que cuidarías con todo cariño.
Un saludo.

Julia.

Azuquita dijo...

Julia, claro que puedes escribir sobre seres humanos, este blog es para los todos los seres vivos que necesiten nuestra ayuda. Esta bien pensar en todas esas personas que tú nos describes y que normalmente solo nos imaginamos porque cuando las tenemos delante solemos mirar hacia otro lado, como si el hecho de no verlas las eliminará. Pero no es así, son muchos, y con nuestros pensamientos, y en muchos casos, hechos, vamos a ayudarles.
Un abrazo.